Sin Maíz No Hay País: una victoria contra Monsanto

La Corte del Distrito Federal de Ciudad de México para procedimientos civiles ha emitido el pasado 10 de octubre un mandato cautelar para suspender los permisos existentes o pendientes para el uso de maíz genéticamente modificado. El mandato está dirigido al Ministerio de Agricultura (Sagarpa) y al Ministerio para el Ambiente (Semarnat), entes federales competentes en la materia. Es una victoria importante, que premia a los campesinos y a las organizaciones de la sociedad civil que se vienen batiendo desde siempre por la soberanía alimentaria y asentar la palabra “fin” al uso de simientes GM en México. Una decisión que no tiene precedentes y que justo se produce cuando en internet se suceden los comentarios indignados contra la atribución del World Food Prize (linkto: http://www.worldfoodprize.org/) a Monsanto.

«Los cultivos transgénicos requieren innumerables superficies de tierra, monocultivos y, sobre todo, un gran capital, además de estar fuertemente influenciados por el uso constante de productos químicos. Hablamos pues de una agricultura fruto de la era industrial, que en el tiempo se ha mostrado extremadamente dañina para los pequeños productores locales y las variedades tradicionales, para la salud del ambiente y de las personas y también para la economía rural. La decisión de la Corte Federal puede ser, por tanto, celebrada como una victoria para la increíble biodiversidad de este país y para quienes luchan por preservarla» afirma Carlo Petrini, Presidente de Slow Food.

El acto jurídico es el resultado de una demanda de acción colectiva emprendida por ciudadanos, agricultores, ambientalistas, poblaciones indígenas, abogados, científicos y activistas que han batallado en defensa del cultivo más representativo de México – justamente el maíz- de las agresiones de los cultivos transgénicos de las corporaciones, que se están imponiendo en el mercado internacional.

«Este procedimiento» subraya Raúl Hernández Garciadiego «protege a todo el país, entendido como territorio unitario en el cual nació el cultivo del maíz, un cultivo que las poblaciones locales han mantenido y mejorado durante más de 7.000 años y que aún hoy representa la base de la alimentación mexicana tradicional».

Entre los firmantes de la demanda de acción colectiva, presentada el pasado 5 de junio, destacan asimismo los nombres de representantes mexicanos del movimiento Slow Food: Raúl Hernández Garciadiego, referente del Baluarte del amaranto de Tehuacán (http://www.fondazioneslowfood.it/presidi/dettaglio/653/amaranto-di-tehuacán); José Carlos Redon, fiduciario del convivium Del Bosque ([email protected]); Eduardo Correa, coordinador de la red de jóvenes de Slow Food en México (http://www.slowfoodyouthnetwork.org/where-are-we/) y la cooperativa Tosepan Titatanisake, que coordina el Baluarte de la miel de abeja nativa de la Sierra Norte de Puebla (http://www.fondazioneslowfood.it/presidi/dettaglio/4633/miele-di-ape-nativa-della-sierra-norte-di-puebla). En su demanda de acción colectiva todos ellos han evidenciado en particular el peligro ambiental relacionado con los cultivos GM, y al hacerlo estaban en lo cierto. La medida cautelar, de hecho, prohíbe el cultivo de maíz transgénico en los campos mexicanos hasta nuevo aviso.

Una victoria que Eduardo Correa comenta de esta forma: «Nos sentimos honrados por haber podido participar en la firma de este documento histórico. Como jóvenes de Slow Food tenemos el deber de adoptar una posición y actuar de manera coherente con nuestros ideales. Hoy ya no basta con ser coproductores responsables; hoy es necesario actuar y defender activamente todo aquello que consideramos esencial para la naturaleza y para nosotros. Damos las gracias a quienes comenzaron esta campaña por el bien de todos, y nos sentimos orgullosos de podernos batir activamente en defensa del maíz mexicano: Sin Maíz No Hay País».

Para saber más:

www.sinmaiznohaypais.org

https://old.slowfood.com/international/food-for-thought/focus/197949/no-corn-no-country/q=DF5DAA

https://old.slowfood.com/international/22/gmos

Ufficio Stampa Slow Food International

Paola Nano, +329 8321285 [email protected]

old.slowfood.com

  • Did you learn something new from this page?
  • yesno