Los líderes del movimiento alimentario se reúnen en Tarento (Italia)

Representantes de 27 países debatirán los próximos pasos en la evolución del movimiento Slow Food.

 

Del 6 al 8 de octubre de 2023, la ciudad de Tarento, al sur de Italia, acogerá el Consejo Internacional de Slow Food, el principal órgano estratégico de la organización. La asamblea representa el foro principal para el diálogo entre los representantes de Slow Food de todo el mundo y trazará las estrategias claves de Slow Food para el año que viene. Junto a la Junta Directiva de Slow Food, que es el órgano de gobierno institucional más alto, el Consejo refleja la fuerte naturaleza internacional de la organización, con 47 líderes de Slow Food procedentes de 27 países que representan los cinco continentes.

Desde su fundación en 1989, Slow Food se ha convertido en un movimiento global en 160 países que actúan juntos para garantizar un alimento bueno, limpio y justo para todos. Después del octavo Congreso Internacional de Slow Food en julio de 2022, Slow Food marcó una nueva etapa de regeneración y eligió una nueva directiva para llevar a Slow Food al futuro.

Edward Mukiibi, Presidente de Slow Food: “El papel del alimento industrial como principal culpable del desastre ambiental cada vez es más claro y estrepitoso. Nuestro movimiento, que lleva 30 años trabajando para garantizar un alimento bueno, limpio y justo, sigue ejerciendo un papel político destacado para frenar esta tendencia, lo cual tiene implicaciones catastróficas. El camino que hemos seguido hasta ahora nos ha permitico lograr objetivos que antes parecían inalcanzables. Cada vez es más importante salir de nuestras burbujas sociales y geográficas y crear vínculos con otros que comparten la misma visión sobre un alimento bueno, limpio y justo y con aquellos que están trabajando para regenerar el planeta”.

La reunión tendrá lugar en Tarento, una ciudad que se ha convertido un símbolo de regeneración ambiental y cultural, empezando con artesanía y productos vinculados a la tierra y al mar. Mientras se celebra la reunión del Consejo, también lo hará la primera edición de Mediterráneo Slow, un evento que celebra la singularidad de la cultura mediterránea con el foco en el alimento. Aquí se reunirán productores, cocineros y agricultores de la costa de Apulia, así como del resto del sur de italia. Una cita importante para Slow Food, que a lo largo de estos años ha trabajado con sus proyectos en los países que miran a la costa norte y sur del Mediterráneo – desde Turquía y Oriente Medio hasta Marruecos y España – para defender la biodiversidad agroalimentaria, la cultura material y los sistemas agrícolas tradicionales, además de las comunidades de la pequeña pesca costera.

 

“La historia reciente de Tarento nos recuerda que la regeneración ambiental es posible y que el alimento desempeña un papel principal en ella, mejorando el papel de nuestra rica biodiversidad y el de la diversidad del legado cultural dentro de nuestras sociedades. La renovación puede y debe empezar con el alimento: mejorando nuestras prácticas agrícolas, nuestros sistemas de producción y distribución, garantizando políticas que realmente empoderan a las comunidades para que desarrollen sistemas de alimentación locales y dietas variadas. Los consejeros que se reúnen en Tarento se han comprometido a diseñar estrategias y medidas específicas para el año que viene, con el objetivo de alcanzar la transición hacia unos sistemas alimentarios sostenibles que son fundamentales para el bienestar de todos nosotros y del planeta,” dice Marta Messa, Secretaria General de Slow Food.

 

Slow Food Press Office

Paola Nano – [email protected] (+39) 329 8321285

Alessia Pautasso – [email protected] (+39) 342 8641029

Slow Food es una red mundial de comunidades locales fundada en 1989 a fin de contrarrestar la desaparición de las tradiciones alimentarias locales y la difusión de la cultura del fast food. Desde entonces Slow Food ha crecido para convertirse en un movimiento global que implica a millones de personas en más de 160 países y que trabaja para que todos podamos tener acceso a una alimentación buena, limpia y justa. Slow Food es, por tanto, una extensa organización que cumple un papel esencial en todo el movimiento

 

 

  • Did you learn something new from this page?
  • yesno