Comienza mañana. Slow Food se despide así de la Expo

A partir de mañana comienza el renovado compromiso de nuestra red, en Italia y en el mundo 

Lo habíamos dicho desde su inicio: para nosotros la Expo solo sería un paréntesis, seis meses de un empeño diferente al habitual, en un contexto no precisamente acorde con nuestras costumbres. La Exposición Universal de Milán 2015 se lo propuso, y alcanzó el éxito en el intento de atraer a millones de personas y, si bien a diferentes niveles de profundización, ha ubicado el tema de la alimentación en el centro de la atención mundial.

Queríamos portar hasta ese gran contenedor todos nuestros temas y nuestra respuesta a la demanda de ¿Cómo nutrir al planeta? conscientes de no ser los únicos en hacerlo y, sobre todo, de que las respuestas ofrecidas por otros podían ser muy diversas.

Queríamos llegar a un público amplio y acaso menos informado. Lo hemos conseguido gracias también a la colaboración con Herzog & De Meuron, los arquitectos que diseñaron el pabellón de Slow Food dando una imagen concreta a nuestros mensajes y creando un oasis de paz y convivencia.

La muestra Salvar la biodiversidad, salvar el planeta apostaba por la participación y la implicación del público, para provocar una reflexión sobre los grandes males del moderno modelo alimentario y sobre la búsqueda de vías alternativas a partir de las propuestas de Slow Food.

El público ha respondido para dejar colgando en el árbol de la biodiversidad millares de mensajes de aprecio, como prueba de la gran necesidad por parte de la gente de una verdadera información.

El huerto ha sido nuestra principal herramienta didáctica: no solo un elemento escénico y ornamental, sino un campo donde escolares y grupos de adultos han comprendido y aprendido acerca de las variedades hortícolas o la sucesión de cultivos según los cambios de estación, y han podido catar sabores auténticos.

Nos hemos comprometido a diario par dar voz a tantos productores de alimentos, es decir, aquellos que hubieran debido ser los verdaderos protagonistas de esta Expo, gracias a las más de 700 actividades (que se pueden consultar en nuestro calendario) desarrolladas en nuestro teatro. El momento más álgido fue Terra Madre Giovani, que congregó en Milán a más de 2.500 jóvenes campesinos, productores, estudiantes y activistas de 45 países, quienes después “invadieron” la Expo con sus propuestas de futuro.

Nino Pascale, Presidente de Slow Food Italia, afirma: «En estos seis meses jamás hemos perdido de vista la coherencia de nuestro mensaje. Somos más maduros porque hemos aprendido cosas y hemos transmitido otras. Queremos concluir la Expo diciendo: Comienza mañana, porque Slow Food ya se ocupaba del tema de  Nutrir al Planeta antes de la Expo y lo seguirá haciendo cuando el sitio de Rho haya cerrado sus puertas. Hace ya tres décadas que actuamos con el tema de Nutrir al Planeta (en 2016 celebraremos los 30 años de la fundación de Slow Food Italia), y continuaremos haciéndolo en el futuro. No se puede y no se debe interrumpir la discusión y confrontación sobre cómo nutrir dignamente un planeta cuya población se halla en constante crecimiento, con un impacto del sistema alimentario sobre el ambiente, la salud y la justicia cada vez más insostenible».

La red internacional no ha dejado de trabajar:

  • está ya comprometida con la organización de Indigenous Terra Madre  en Shillong (India) del 3 al 8 de noviembre; con la Fiesta de los Huertos en Convivium el 11 de noviembre en 500 escuelas italianas; del Slow Food Asia Pacific Festival en Kintex, Corea del Sur del 18 al 22.
  • participará en la gran jornada de movilización con vistas a la Conferencia para el clima de París, con el objetivo de dar una contribución política propia
  • ha continuado trabajando en el proyecto de los 10.000 Huertos en África. Hoy son casi 2.000 en 34 países.
  • ha instituido el Observatorio de la Biodiversidad y catalogado hasta hoy 2.673 productos del Arca del Gusto en peligro de desaparición en el mundo
  • impulsa las batallas para parar el consumo de suelo, para proponer una prohibición definitiva de los OGM y para parar el Ttip (Transatlantic Trade and Investment Partnership)

Para una más amplia información sobre Slow Food en la Expo visiten: https://old.slowfood.com/expo2015/en/

Para más información contacten por favor con el Oficina de Prensa de Slow Food Internacional:

Paola Nano, +39 329 8321285 [email protected]

Slow Food agrupa a más de un millón de personas entregadas y apasionadas por una comida buena, limpia y justa: chefs, jóvenes, activistas, agricultores, pescadores, expertos y académicos de más de 158 países. La red agrupa a alrededor de 100.000 miembros de Slow Food en 1.500 convivium locales de todo el mundo (conocidos como convivium) que colaboran a su andadura a través de su cuota de afiliación, así como de los eventos y campañas que organizan; y más de 2.500 comunidades del alimento de Terra Madre que practican una producción sostenible y de pequeña escala de alimentos de calidad.

  • Did you learn something new from this page?
  • yesno